Lograr

La libélula siente

Cuando la ven

Es tan vanidosa

Al bailar

Claramente.

En las montañas

El verde

De las hojas

Al caer

Por el enojado

Viento.

Que las hace

Correr entusiastas

Por el campo

Ágilmente

La libélula cruza

Desde las montañas

Hasta el campo

Llamando a la naturaleza

Con amor.

 

Esmeralda Cervantes

Toluca de Guadalupe, Terrenate, Tlaxcala, 2010.

Anuncios

Verde

Trascendente alegría

alegre por soñar

soñaba yo tanto,

de tener el cerrito

y lo verde

en el mismo lugar.

En el cerrito

una casa blanca

al pie de dos arbolitos

que quiso Dios,

que nacieran los dos juntitos.

Y se hacen caricias.

Los dos.

Como novios que se quisieran.

Al bajar de ese cerrito

está un caminito, y arriba

en la casa blanca

esperaba yo,

al ser amado todas

las tardes.

 

Sara Moreno Pozos.

Guerrero, Santiago de Anaya, Hidalgo. 2014.

El Sol

Veo salir el sol al amanecer,

Y me vuelvo a sostener.

Cuando ya es de día no me puedo contener,

De pensar que día a día,

Se me va la vida,

Sin poderte contener.

 

Sol brillante y hermoso,

Tan candente y generoso,

Que con la luz del día

Yo me siento muy ganoso,

Como cuando amanece nublado,

Y tu estas de perezoso.

 

El sol ya al atardecer

Mira al oriente envejecer.

Y cuando llega la noche,

Cierro los ojos sin reproche,

Y dejo para mis sueños el querer.

 

Marcelina Tapia

Nicolás Bravo, Terrenate, Tlaxcala, 2011.

Emocionante tranquilidad dentro de mí

Él escuchaba tranquilamente el crujir del mundo, la cautela del campo y el elegante paso de los hombres.

Tanta emoción le hubiera permitido volar dentro de un emocionante mundo y campo también.

Volaré, volaré tranquila y elegante también.

Queriendo volar por el mundo, bien elegante, caminar por los campos tranquilamente y volar a casa lleno de emoción.

Una emoción inexplicable. Como la siento, tras volar tranquilamente, sobre un campo oscuro y aterrizar finalmente en este verdadero mundo, que ahora llamo casa…

Y en una tarde tranquila decidí dar una vuelta al campo, de pronto me recosté bajo un árbol, en la tranquilidad, mi mente fue a un mundo emocionante, a un lugar donde podía volar en una pasarela elegante.

Familia Márquez Macedonia.

Nicolás Bravo, Terrenate, Tlaxcala, 2011.

Corrido a Tlaxcala

Tlaxcala chiquita de territorio pero grande de corazón

A la orilla del Saguapan yo les canto esta canción

Qué bonito es Istulco muy cerca de Tizatlán

Pero más bonito es el santuario de Ocotlán

Apizaco tiene fama por todos sus trenecitos

En Tepellango los aguacates y en Ixtenco los huesitos

En San Matías los zapotes en Apizaco los trompos

En Tizatlán hacen la conga en Contla son los gabanes

Y en Santana las cobijas

De los demás pueblos de bandas con toda su compañía

En Totolac y en Papalotla el teponoztle y también la chirima

 

Muchos toros bravos por toditos los corrales

En las tardes se oye como braman dentro de los matorrales

Corrales en las haciendas donde tienen muchos bueyes

Donde sus vaquillas bravas beben agua en los jagüeyes

 

Tlaxcala tiene fama de guerreros por tener hombres bragados

Ingenieros charros maestros y licenciados

Corredores industriales están por todo el estado

Donde trabaja la juventud dejando atrás el arado

El cultivo del maíz, trigo, tomate, durazno,

el frijol y el ganado que da sustento al estado

Da vida al agricultor y también sostiene al empleado

Ya con ésta me despido y no te olvides de la pala

Aquí se acaba el corrido de mi querido Tlaxcala.

 

Gaspar Martínez

Nicolás Bravo, Terrenate, Tlaxcala, 2011.

Martes 19 de julio del 2011

Escribe Teodoro Bonilla Tapia, mejor conocido como El Bigotes.

Escribo estos cortos renglones comentándoles que para mí ha sido muy bueno tomar estas clases de verano porque he aprendido muchas cosas que en realidad no sabía.

Tomé unas clases de política y en realidad es bueno saber cómo es la política para que no seamos siempre engañados y sepamos cómo exigirles a nuestros gobernantes.

También tomé una clase con algunos compañeros y maestros acerca del crimen y cómo se podría solucionar en difrentes propuestas que se hicieron, comentamos que cada vez nos da más miedo porque mucha gente inocente ha perdido la vida, sin deberla. Yo también les comento que ojalá algún día haya un gobierno que calme todo ésto.

Yo les invito a todos los que leen este texto que también aprovechen estas clases de verano que nos vienen a transmitir estos jóvenes, que en realidad disponen de su tiempo, y se preocupan de todos los que no sabemos algunas cosas. Le agradezco también a la institución del Colegio Madrid, que nunca se olvide.

 

Nicolás Bravo, Terrenate, Tlaxcala, 2011.

Create a website or blog at WordPress.com

Subir ↑